Beneficios y desafíos de los Puertos Secos para las empresas – Ab. Francisco A. Gottifredi (desde Ecuador)

0
253

En el marco de las “XX Jornadas Ecuatorianas de Derecho Tributario” y los 60 años de vida institucional del Instituto Ecuatoriano de Derecho Tributario (IEDT), se expuso esta ponencia.

Si bien la definición de un puerto seco, no es nueva dentro del ámbito del comercio internacional, para la legislación Ecuatoriana si lo es, pues recién en el año 2022, se reconoce esta figura expresamente dentro del Reglamento al Título  V de la Facilitación Aduanera, del Código Orgánico de la Producción Comercio e Inversiones (RCOPCI), así como el Reglamento para el funcionamiento de Puertos Secos emitido por la Agencia Nacional de Tránsito del Ecuador (ANT) y la definen así:

  • Articulo 2 ddd) del RCOPCI define al puerto seco como: “…Terminal intermodal interior, conectada con una o varias terminales marítima, aéreas y/o fluviales, con la capacidad de posponer el control aduanero a la entrada en el puerto seco, debidamente autorizada por el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador…”
  • Artículo 4 del Reglamento para Funcionamiento de Puertos Secos de la ANT establece: “…un puerto seco se constituye en un terminal intermodal, conectado con una o varias terminales marítimas, aéreas y/o fluviales, con la capacidad de posponer el control aduanero a la entrada de un puerto seco, debidamente autorizado por el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE), respecto de las operaciones aduaneras y del comercio exterior….”

En estricto sentido y con esta base podríamos conceptualizar a un Puerto Seco como una terminal intermodal que se encuentra en el interior de un país, alejado de la costa, sin acceso directo al mar, conectado por vías terrestres, férreas o fluviales, con la capacidad de posponer el control aduanero, con el objetivo final de facilitar el comercio.

Este concepto, es mas amplio que aquel dado por los mencionados cuerpos normativos, pues vemos que sus características fundamentales son (i) terminal intermodal que se encuentra al interior de un país, (ii) con capacidad de posponer el control aduanero, a lo cual he incorporado un tercer aspecto a considerar que es (iii) la facilitación del comercio.

Debido a la dinámica del comercio internacional y la logística de nuestro país, debemos tomar en cuenta que los distritos aduaneros que se encuentran al interior y no están conectados a los principales puertos marítimos, si poseen una amplia y diversa actividad comercial e industrial, quienes necesitan figuras que les permitan facilitar sus operaciones aduaneras y de comercio internacional con el objetivo de alcanzar mayor competitividad, y en este sentido la figura de los puertos secos, se presenta como una alternativa para ello.

Como parte de los dos ejes fundamentales dentro de un puerto seco, como son la facilitación al comercio y el control aduanero, tenemos que los servicios que estos ofrecen son las actividades de almacenamiento y distribución, zona primaria, aplicación de regímenes suspensivos y especiales, asentamiento de Zonas Especiales de Desarrollo Económico ZEDES Zonas Francas ZF, regímenes de maquila e industriales, logísticos, financieros y todos aquellos servicios complementarios a esta actividad.

Al haber hecho énfasis a las ZEDES y ZF, debemos referirnos al proyecto de ley económico urgente, enviado por el Ejecutivo a la asamblea nacional del Ecuador, dentro del cual se eliminan las ZEDEs generando incertidumbre e inseguridad jurídica a aquellas preexistentes y se incorpora la figura de la Zona Franca, como un destino aduanero, dentro del cual se reconoce el principio de extraterritorialidad, inherente a las zonas francas y dentro de las cuales se permite todo tipo de actividad comercial e industrial de bienes y servicios así como logísticos. Se las clasifica en uni empresariales y multi empresariales y se

reconocen beneficios de índole tributaria, arancelario, laboral, financiero. Esta figura se puede acreditar e implementar dentro de un puerto seco.

Finalmente y luego del análisis realizado sobre los beneficio de los puertos secos, podemos concluir que sin lugar a dudas, esta figura, genera facilitación del comercio y operaciones aduaneras, mayor control por parte de las autoridades, dinamiza la economía, genera nuevas inversiones y plazas de empleo, logística eficiente y mejora la competitividad de las empresas.

Ab. Francisco A. Gottifredi.

Diciembre 2.023

Ecuador