EEUU – CHINA: Aranceles de EEUU sobre paneles solares chinos afectarán a ambas partes

0
96

Crédito Foto: Abc.es

 

Desde China se ve que la acción afectará el desarrollo del sector de energía limpia de Estados Unidos y obstaculizará la cooperación entre ambos países, según fuentes del Ministerio de Comercio de China. «El gobierno de Estados Unidos debe considerar el panorama de largo plazo y manejar prudentemente las fricciones comerciales», dijo un funcionario del ministerio, quien no quiso ser identificado.

La decisión reciente de Estados Unidos de imponer nuevos aranceles de importación a los paneles solares hechos en China dañarán los intereses de ambas partes, declaró hoy un funcionario del ministerio de Comercio.

«El gobierno de Estados Unidos debe considerar el panorama de largo plazo y manejar prudentemente las fricciones comerciales», dijo el funcionario ministerial, quien no quiso ser identificado.

La acción afectará el desarrollo del sector de energía limpia de Estados Unidos y obstaculizará la cooperación entre ambos países, dijo el funcionario chino.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció anteayer martes su decisión de imponer aranceles de entre el 2,9 y el 4,73 por ciento sobre las importaciones chinas de paneles solares tras descubrir durante una investigación preliminar que los fabricantes chinos del sector reciben subsidios gubernamentales por la misma cantidad.

Antes de que se tomase esta decisión, el caso de los paneles solares era un tema que generaba un acalorado debate en Estados Unidos, ya que los aranceles dificultaban el acceso a la energía solar por parte de los consumidores y perjudicaban a la industria estadounidense del sector haciendo que el impacto positivo en cuanto a puestos de trabajo creados fuese menor de lo deseado.

El Departamento de Comercio de EE.UU. anunciará a mediados de mayo si las compañías chinas están incurriendo en competencia desleal en el sector de los paneles solares, y el gobierno estadounidense tendrá en cuenta un planteamiento similar a la hora de tomar su decisión.

En los últimos tiempos, EEUU ha intensificado su control sobre las importaciones chinas, desde las de tierras raras hasta las de llantas de acero, haciendo que se tema una vuelta a políticas de proteccionismo comercial en año de elecciones.

China, entre otras economías emergentes, es beneficiaria de los principios de libre comercio y se ha comprometido a acatar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero no se doblegará ante las exigencias de unos cuantos países.

En un mercado en el que los países emergentes desempeñan papeles cada vez más activos, Estados Unidos debe aprender a adaptarse gradualmente al mercado a través de la mejora de su capacidad de innovación y la reducción de costes, y no recurriendo a medidas proteccionistas que le eximan de sus deberes.

El gobierno estadounidense debe basarse en hechos a la hora de tomar decisiones. Los aranceles punitivos, ya sean grandes o pequeños, perjudican las normales relaciones comerciales y perturban el frágil proceso de recuperación económica global.

  • Fuente: Xinhua