El escenario internacional del próximo presidente. Mgter. Gustavo Scarpetta

0
130

El nuevo presidente que asuma en diciembre tendrá un mundo con una economía creciendo a ritmo lento y un comercio mundial fluyendo a una velocidad menor que los últimos años. La visión optimista podría indicar que podría ser peor, que no hay una recesión global ni una pandemia.

No habrá viento a favor para el próximo presidente, al menos en 2024.

La situación de las tres principales economías del mundo resulta disímil, la estadounidense desacelera tanto la actividad como la inflación, y mantiene una demanda laboral firme.

Por otro lado, cruzando el atlántico, Europa tiene una caída de actividad y una inflación que desciende más lentamente. Alemania está entrando en recesión técnica (-0,1%) y esto repercute en las exportaciones chinas.

En Asia, China continúa sin inflación pero con actividad desacelerada lo que influye en el comercio internacional y le quita oxígeno a la economía europea.

El gigante asiático ve estancadas sus exportaciones, fuente principal de su desenvolvimiento económico por la debilidad europea y las rispideces con Estados Unidos, que traba el comercio.

China está exportando menos, y por ello compra menos y debilita al comercio global. Argentina y nuestra región lo sufren porque sus importaciones caen y también los precios de los productos donde China solía ser una aspiradora como la soja o el cobre.

Nuestras exportaciones a China cayeron 4% en el primer semestre según el Indec.

Europa sufre también por la guerra en su espacio. Si la guerra de Ucrania modificó la geopolítica, Rusia dejó de venderle a Europa para enviar a Asia sus petróleo y gas.

En el caso que la guerra finalizará podría ser una buena noticia para las exportaciones.

Un nuevo gigante

India es el país más poblado del planeta con 1.430 millones de habitantes y serían casi 1.700 millones en el 2050. India no ha crecido mediante industrialización sino que se ha volcado a servicios, se estima que será el país que más crecerá dentro de las economías grandes. Se estima que su producto subirá 5,9% por arriba del 5 de China o el 1,6 de EE.UU.

India es uno de los cinco mayores mercados para las exportaciones argentinas.  Será estratégico para el nuevo gobierno enfocar las acciones comerciales a países como India.

Viento en contra

Los aviones para despegar lo hacen con viento en contra. Argentina debe organizar su estrategia exportadora pensando en una inserción comercial exitosa, que necesitará agresividad y más acuerdos comerciales.

El próximo gobierno recibirá una buena cosecha, por las mejores lluvias, aunque acompañado por un comercio internacional debilitado y una economía mundial ralentizada. No habrá super precios ni épocas de alto crecimiento de exportaciones, aunque tampoco será un mundo en declive.

Conformar una plan de exportaciones que implique facilitación de comercio, mejores costos y más acceso a mercados, entre otras variables, será fundamental.

Mgter. Gustavo Scarpetta

Agosto 2.023