El triunfo de La Libertad Avanza y el comercio internacional. Perspectivas de la industria nacional – Dra. María José Etulain Sórensen

0
325

Ganó Milei. Fin del misterio. A trabajar.

Según su plataforma y declaraciones, la orientación por venir en el comercio exterior será aquella donde el Estado interviene poco, y elige sus socios comerciales preferentes (países) según afinidad ideológica con los gobiernos que circunstancialmente los dirigen.

Argentina es miembro de la Organización Mundial del Comercio, por imperio de la Ley 24.425, de rango supra legal a tenor de nuestra Constitución Nacional. Así las cosas, la política desplegada desde el Poder Ejecutivo tendrá este límite a su poder de imperio.

También son miembros de la OMC Estados Unidos, China, India, Brasil y todo Latinoamérica. Cada uno con diverso estilo, valores, posiciones políticas, e intereses.

El objetivo de la OMC era lograr una baja en las barreras arancelarias y para arancelarias que restringen el intercambio de bienes entre los países, en el convencimiento de que con ello un estado de bienestar derramaría sobre los ciudadanos de los países miembros que siguieran sus preceptos. Digamos que, a casi 30 años de su creación en 1995, algo de esto sucedió, y algo no… Hoy estamos ante una crisis dentro de la OMC, por la crisis de sus bases conceptuales fundamentales a la luz de los resultados obtenidos.

Ahora bien, cuando un país miembro de la OMC decide bajar las barreras arancelarias para el ingreso de productos importados, los productores nacionales se preocupan. Y si la propuesta política es bajar dichas barreras aun más de lo que se acordó con la OMC, el panorama presenta caras de espanto. Estamos desprotegidos!

Estamos desprotegidos?

El Sistema Antidumping OMC está diseñado para que, frente a la decisión política de bajar las barreras arancelarias a un producto (o a todos), se pueda proteger la industria nacional con medidas antidumping, en tanto se esté sufriendo una práctica desleal de comercio internacional (dumping) que cause daño al sector productivo nacional.

Los países desarrollados industrializados tienen como buena práctica aplicar varias medidas antidumping para proteger su industria. Canadá, Estados Unidos y México registran más de 550 medidas antidumping en aplicación a junio 2023; el conjunto de países asiáticos: 655.

Es que el remedio antidumping goza de importantes ventajas.

Tiene un marco legal establecido, de aplicación pacífica y permanente, cuyo procedimiento dura 18 meses como máximo, y puede desembocar en un impuesto antidumping sobre la competencia desleal importada (mercadería determinada originaria de un determinado país) por el plazo de 5 años.

Para el país que lo adopta, en tanto se respeten los procedimientos antidumping acordados en la OMC, no se genera ningún grave conflicto bilateral, dado que son las reglas de juego multilaterales internacionalmente aceptadas.

Para los importadores (quienes pagarán el impuesto antidumping), habilita un espacio legal de mejor calidad para la defensa de sus intereses, que aquellas disponibles en general frente a oscurantistas maniobras oficiales de bloqueo de comercio (léase CEF, SIMI, DJAI, y otros anélidos de la especie).

Pero quizá la principal ventaja sea que reposa en la mano de la industria la decisión y acción de emprender una investigación antidumping. En efecto, las investigaciones suelen iniciar a pedido de la propia industria afectada mediante la presentación de una denuncia que, de prosperar, deberá fortalecer durante la investigación.

Es por ello que es fundamental tener diagnósticos de mercado regulares, que vayan tomando la temperatura de las condiciones de competencia dentro de cada sector industrial. Y eso dependerá de los particulares y las Cámaras. Ya no del Estado.

En resumen, todo indica que el bloqueo al comercio exterior argentino llega a su fin en breve. Y que volveremos a las reglas del mercado internacional, quizá con una pizca más de apertura que de costumbre (situación de respuesta pendular natural, derivada de la restricción a la libertad de comercio sufrida en los últimos años).

Pongamos en funcionamiento entonces, nosotros, “los privados”, aquellas herramientas que tenemos disponibles para proteger nuestros intereses, tal como se hace en las principales economías del planeta.

María José Etulain Sórensen mje@mje-global.com

María José Etulain Sórensen es Abogada, Master en Administración de Empresas, especialista en derecho aduanero, comercio exterior, y dumping-expert. Socia fundadora de MJE Comercio Exterior (Argentina) y MJE Global (USA). Autora de Sistema Antidumping OMC – Texto didáctico en español (USA – 2022). Dirige desde Estados Unidos el Centro de Monitoreo de investigaciones antidumping.