En junio las exportaciones cayeron

0
100

En el mes de junio de 2023 se exportaron bienes por USD 5.450 millones. El monto exportado en bienes es 35,4% inferior al valor de junio de 2022, mes que marcó el récord histórico en las exportaciones argentinas. La reducción se explica tanto por una caída tanto en las cantidades (-24,8%) como en los precios (-14,0%).

En el mes de junio se repiten los impactos observados en lo que va del año, en particular, el efecto de la sequía y los menores precios internacionales de los commodities (agrícolas y combustibles) en las exportaciones. En junio también se presentaron algunos problemas logísticos y de fletes que repercutieron en las exportaciones de vehículos. En el caso de la sequía, y a diferencia de lo observado en otros episodios similares en los que los precios de exportación amortiguaron la caída en la oferta, en lo que va del año se verificó una caída de los precios que contribuyó como un factor de deterioro adicional en el monto exportado.

A nivel producto, la caída se explica, principalmente, por las menores ventas externas de harina y pellets de soja; aceite de soja en bruto; maíz, biodiesel y, aceites crudos de petróleo, trigo y vehículos automóviles para transporte de mercancías; mientras que se evidenció un incremento en las exportaciones de gas natural en estado gaseoso y de vehículos automóviles para transporte de personas, de menor cilindrada.

Las importaciones de bienes durante el mes de junio ascendieron a USD 7.177 millones. Disminuyeron 17,2%, como consecuencia de una contracción tanto en los precios (−10,5%) como en las cantidades importadas (−7,6%). Se redujeron las importaciones de Combustibles y lubricantes (−50,0%) y Bienes de capital (-15,9%) y, en menor medida, de Bienes intermedios (−8,4%) y Bienes de consumo (−7,6%). En contraposición, aumentaron las importaciones de Vehículos automotores para pasajeros (15,2%) y de Piezas y accesorios de bienes de capital (2,0%), por incrementos en las cantidades.

En junio, nuevamente, el principal producto importado y el de mayor crecimiento fue porotos de soja, con compras que ascendieron a USD 877 millones, 106,6% superiores a las de junio del año previo. Esto se explica por la merma en la cosecha interna, fuertemente afectada por la sequía y por su condición de insumo para la producción y exportación de harina, aceite y biodiesel. Si bien las exportaciones netas del complejo sojero fueron superavitarias (USD 520 millones), el saldo comercial fue de USD1.539 millones inferior al de junio de 2022.

Durante el primer semestre de 2023, el total exportado ascendió a USD 33.509 millones. Los principales mercados de exportación fueron: Brasil (17,1%); China (8,1%); Estados Unidos (7,9%); Chile (7,2%); e India (4,7%). Por su parte, la Unión Europea fue destino del 10,1% de las exportaciones.

Por su parte, las importaciones totalizaron USD 37.897 millones en los primeros seis meses del año y registraron una caída interanual de 8,5%, debido, principalmente, a menores precios y cantidades importadas de Combustibles y lubricantes y de Bienes de Capital. Por el contrario, aumentaron las importaciones de Piezas y accesorios de bienes de capital, tanto por mayores cantidades como por incremento de precios; y de vehículos, por una suba en los precios que más que compensó la caída en las cantidades importadas.

Los principales países de origen de las importaciones fueron: Brasil (25,3%); China (17,5%); Estados Unidos (11,8%); Paraguay (5,8%); y Alemania (3,8%). La Unión Europea, fue origen de 14,2% de las importaciones en el período enero-junio de 2023.

La balanza comercial arrojó un resultado deficitario de USD 1.727 millones en el mes de junio y acumula un déficit de USD 4.387 millones en el primer semestre del año.