Gobierno de Brasil destaca papel estratégico de la relación con China en reunión de COSBAN

0
167

El año 2024 estará marcado por dos fechas simbólicas relacionadas con las relaciones entre Brasil y China, el mayor socio comercial del país: los 50 años de relaciones diplomáticas entre las dos naciones y los 20 años de la creación, por parte del presidente Luiz Inácio da Silva, de la Asociación Chino-Brasileña de Alto Nivel de Concertación y Cooperación – COSBAN. A esto se suma la expectativa de que el presidente chino, Xi Jinping, visite Brasil, tras una invitación del líder brasileño.

Con estos hitos en el horizonte y representantes de 23 ministerios destacando la importancia de China para sus proyectos y para el país, el Presidente en funciones de la República, Geraldo Alckmin, inauguró este jueves (24/8) la Reunión Interministerial preparatoria de la VII Sesión Pleno del COSBAN.

“Probablemente tendremos la reunión del COSBAN en el primer semestre del próximo año. El presidente Lula estuvo en China, firmó numerosos protocolos y acuerdos y vamos a preparar la agenda de la reunión. Cada ministerio debe monitorear en su área los avances en temas de la relación chino-brasileña”, afirmó Alckmin.

COSBAN es el principal mecanismo de diálogo regular entre Brasil y China y comprende 11 subcomités: Política; Económico-Comercial y Cooperación; Económico-Financiero; Industria, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; Agricultura; Cuestiones Sanitarias y Fitosanitarias; Energía y Minería; Ciencia, Tecnología e Innovación; Espacio; y Cultura y Turismo; y Medio Ambiente.

“El hecho de que reunamos aquí a representantes de 23 ministerios es simbólico y sintomático de la importancia y multidimensionalidad de la cooperación entre Brasil y China”, subrayó la embajadora María Laura da Rocha, secretaria ejecutiva de COSBAN. “Tenemos aquí dos objetivos: escuchar la evolución de las acciones anunciadas durante la visita del presidente Lula a China en abril e iniciar la coordinación de la sección brasileña del COSBAN, con vistas a la VII sesión plenaria en 2024”, añadió el diplomático.

SINERGIA – Con proyectos en diferentes áreas, los ministerios establecen contactos directos y frecuentes con sus homólogos chinos para avanzar en la agenda común. Durante la reunión de este jueves, varios ministros dieron ejemplos de la fortaleza de las relaciones entre Brasil y China, que tiende a intensificarse en los próximos años.

“Estamos viviendo un entorno positivo en la atracción de recursos privados. Y es en esta agenda donde creo que la interacción con China es esencial. Tendrán oferta para inversiones en el exterior, especialmente en el área de infraestructura. Esto crea una sinergia evidente con las necesidades de Brasil”, destacó el ministro Renan Filho, de Transportes.

Según el ministro, la asociación crea condiciones para reducir los costos de las exportaciones brasileñas. “Especialmente inversiones para el flujo de producción, construcción de rutas bioceánicas para reducir los precios de los fletes, ampliación del modal ferroviario y creación de mayor competitividad en los puertos, conectada a una red ferroviaria más robusta”, enumeró.

SANTOS-GUARUJÁ – El Ministro de Puertos y Aeropuertos, Márcio França, destacó que China puede asociarse con Brasil en la que será la mayor obra física del Nuevo PAC: el túnel que conecta Santos con Guarujá. “Es un túnel submarino de un kilómetro y medio. No tenemos tecnología de ingeniería para hacerlo y las únicas personas en el mundo que lo hacen son parte de Europa o los chinos. Por lo tanto, una de las dos empresas ganará para realizar esta obra que nunca se ha hecho físicamente, un túnel que está a 40 metros bajo el océano Atlántico”, explicó.

Señaló además que el país oriental también podrá estar presente en trabajos de dragado. “China disputa hoy con Holanda y Bélgica la prerrogativa en materia de dragado. Todas las grandes dragas del mundo son chinas o europeas”, explicó Márcio França.

SEGURIDAD ALIMENTARIA – En el campo de los agronegocios, China tiene un papel prioritario en las relaciones comerciales con Brasil. El ministro de Agricultura y Ganadería, Carlos Fávaro, recordó que las negociaciones se llevaron a cabo en el ámbito de los BRICS para garantizar la seguridad alimentaria global. “Los países acordaron establecer un foro para garantizar la seguridad alimentaria mundial y reducir el hambre y la pobreza. Algunas acciones ya han sido implementadas entre Brasil y China”.

Entre esas acciones citó el Programa de Recuperación de Pastos Degradados, “que amplía nuestra capacidad productiva con preservación ambiental, al que ya adhieren las empresas chinas”; el Protocolo de Certificación Electrónica Brasil-China, “que garantizará más competitividad y reducirá la burocracia”, la expansión de las exportaciones de harinas de proteína animal y el levantamiento del embargo a la liberación de carne vacuna.

MEDIO AMBIENTE – Con el planeta cada vez más centrado en una economía sostenible y una producción baja en carbono, la Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático, Marina Silva, celebró la creación en COSBAN de un sector directamente vinculado al medio ambiente, después de la visita del presidente Lula a China, en abril.

“Nuestra delegación tuvo la oportunidad de trabajar en varios frentes con el Gobierno de China y, por parte del Ministerio de Medio Ambiente, una de las cosas más importantes fue el establecimiento del Subcomité de Medio Ambiente y Cambio Climático. Creo que esto tiene una señal muy fuerte”, afirmó Marina Silva.

El ministro señaló que la asociación con los chinos puede catapultar, por ejemplo, los esfuerzos brasileños en la recuperación forestal. “China tiene una gran experiencia en recuperación forestal. Tenía una cobertura forestal del 8% y en unos 40 años esta cobertura aumentó al 28%, y se compromete a restaurar el bosque de más de 70 millones de hectáreas. En Brasil, tenemos una meta de restauración forestal de alrededor de 12 millones de hectáreas. Obviamente, toda esta experiencia, salvaguardando la singularidad de los países, será de gran importancia y relevancia”, concluyó.

Fuente: Gob. Brasil