Incidencia de las nuevas tecnologías en el cambio de paradigma: hacia un lenguaje claro en el Derecho – Dra. Romina Gorgoglione

0
267

 El lenguaje claro o sencillo es un tipo de lenguaje a través del cual se comunica una idea o mensaje donde el destinatario comprende y encuentra fácilmente lo que necesita.  

El lenguaje jurídico es para pocos mientras que el lenguaje claro es para todos los ciudadanos, por ello, también es llamado lenguaje ciudadano. 

 El lenguaje sencillo evita tecnicismos y términos oscuros o de difícil comprensión aproximando la ley, los textos jurídicos, los actos de gobierno y el acceso a la  justicia a los individuos.   

 De esta manera se sugiere una idea por oración, oraciones cortas, estructura básica, sujeto expreso, voz activa, párrafos cortos de un tema y signos de puntuación brindando una lectura fácil.  

 Un ejemplo de su utilización es la Acordada 4/2007 de la Corte Suprema de la Nación (1) 

 Otro ejemplo, es el uso de las herramientas tecnológicas, como la Inteligencia Artificial las cuales son facilitadoras del lenguaje claro.  

 Un caso de empleo de tecnología es la herramienta Art Text desarrollada por la UNED de España, la cual posibilita que los textos dirigidos a la ciudadanía estén escritos en lenguaje claro.  

 Esta herramienta analiza los textos escritos y los mejora detectando cuestiones extensas o poco claras que dificultan su correcto entendimiento.  

 Fue utilizada en la provincia de Corrientes en el año 2023 en la causa “G.M.C. S/ INFORMACIÓN SUMARIA (CONVIVENCIA)” (2), para incorporar un párrafo en formato de lectura fácil destinado a una persona con bajo nivel de instrucción.  

 Cabe aclarar, que en el caso referido el juez analizó el resumen enviado por el chatbot y consideró que sintetizaba adecuadamente los fundamentos de la sentencia incorporándolo al texto de la misma. (3) dado que el hecho de que las mencionadas tecnologìas adopten por sí mismas decisiones que invadan el privilegio humano de hacer justicia, resulta para muchos, utópica e inadmisible y fuente de los más graves peligros como la deshumanización del derecho y de la actividad jurídica. 

En ese sentido, si bien la tecnología ayuda a implementar el lenguaje claro, el cambio debe comenzar antes poniendo el foco en las personas. 

 La implementación de otro lenguaje se trata de una tendencia mundial, siendo Suecia la pionera en esta temática, donde el Gobierno viene simplificando el lenguaje utilizado por las instituciones, haciendo saber a los ciudadanos de su derecho a recibir información comprensible y transparente. Otro ejemplo es el de Francia, donde funciona la Comisión de Orientación para la Simplificación del Lenguaje; de Italia, con su Proyecto para la Simplificación del Lenguaje Administrativo; de Australia, donde el Departamento Legal confeccionó un manual con la redacción de las leyes en idioma simple. Por su parte, la Comunidad Europea creó movimientos específicos, como el programa Fight the fog (Combate la niebla) o Better Regulation (Legislar Mejor), en miras a mejorar la eficacia de la gestión pública aconsejando, entre otros puntos, la simplificación del lenguaje jurídico hacia el ciudadano. En Estados Unidos el memorando emitido por Bill Clinton en 1998, sugirió el empleo de lenguaje claro en los textos del gobierno y en el año 2010, se aprobó The Plain Writing Act (La ley de escritura simple). También, existen organizaciones internacionales como Plain Language Association International y Clarity International que trabajan arduamente por un lenguaje simple. Luego, también existen casos de implementación de este tipo de política pública en Perú con la publicación del Manual Judicial de Lenguaje Claro y Accesible a los Ciudadanos.(4) 

 Otro método para que el derecho resulte más fácil de comprender por los ciudadanos es el Diseño legal el cual resulta del proceso de  aplicar el Design Thinking a los textos jurídicos. El Design Thinking es una metofologìa ágil centrada en las personas que utiliza el diseño para simplificar problemas complejos y se centra en cinco etapas: 

  1. Explorar o investigar: centrarse en el problema y objetivos analizando los datos disponibles
  2. Interpretar 
  3. Idear o crear tormenta de ideas
  4. Prototipar eligiendo las ideas a aplicar definiendo el modelo o producto
  5. Testear o probar evaluando el proyecto prototipado anteriormente

Como palabras finales, se puede concluir que a partir de un cambio de paradigma y con la ayuda de las tecnologías mencionadas se pueden brindar soluciones innovadoras y centradas en el usuario a fin de simplificar el derecho y hacerlo más comprensible y accesible a los destinatarios.  

 Dra. Romina Gorgoglione

Diciembre 2.023

 

Referencia Bibliográficas   

  1. https://www.argentina.gob.ar/normativa/nacional/acordada-4-2007-126562/texto
  2. “G.M.C. S/ INFORMACIÓN SUMARIA (CONVIVENCIA)” Número 2302/23, Juzgado de Paz de Berón de Astrada. 
  3. Cambios Tecnológicos y derecho. Informática jurídica y protección de datos personales. Romina Paula Gorgoglione. Revista de Estudios Jurídicos y Sociales Nº 7 junio 2023. IJ Editores.
  4. Lenguaje claro en entornos digitales y el diseño legal. Hacia un derecho humanizado Por Zarina Ross El Dial Contenidos Jurídicos.