La Afip incautó de medicamentos truchos valuados en más de 3,5 millones de pesos

0
39
La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) secuestró 22.400 blisters de 15 cápsulas cada uno con clorhidrato de sibutramina, droga supresora del apetito prohibida en la Argentina por sus severos efectos colaterales. El valor de la mercadería supera los 3.500.000 de pesos.

Los medicamentos habían ingresado bajo el régimen de courier a través de una empresa de correos y, según la declaración, debería tratarse de elementos ópticos, partes de electrónica  y piezas de computación. Además, las 336.000 cápsulas estaban rotuladas con otra droga: Clorhidrato de Fenproporex, droga utilizada para tratamientos de la obesidad, lo que suma perversidad a la maniobra delictiva, puesto que atenta contra la salud de los posibles consumidores.

Los fármacos habrían sido fabricados en China y tenían como destino final declarado Paraguay pero, como sus rótulos estaban en portugués, se estima que su verdadero destino era Brasil.

La sibutramina es comercializada usualmente en el mercado negro, a través de farmacias virtuales y es muy buscado en temporada estival para combatir la obesidad, pero pueden provocar accidentes cerebro vasculares e infarto agudo de miocardio, según las agencias regulatorias internacionales de drogas.

 

Antecedentes

En otra investigación iniciada por la Afip en el año 2011, por la detección de envíos de medicamentos al exterior por courier, se logró desbaratar una organización integrada por farmacias nacionales y profesionales del rubro, que sistemáticamente realizaron envíos hacia Hong Kong medicamentos de variadas calidades y restricciones sanitarias. Luego, desde China, eran revendidos por internet hacia otros países tratando de eludir los controles sanitarios favoreciendo la automedicación y su tráfico ilícito.