La OMC prevé una recuperación del comercio mundial, aunque advierte una posible revisión a la baja

0
48

Según una nueva previsión anunciada por los economistas de la OMC el 10 de abril, se espera que el comercio mundial de mercancías se recupere gradualmente este año tras la contracción experimentada en 2023, impulsada por los persistentes efectos de los elevados precios de la energía y la inflación. El volumen del comercio mundial de mercancías debería aumentar un 2,6% en 2024 y un 3,3% en 2025, tras la disminución del 1,2% registrada en 2023. Sin embargo, debido a los conflictos regionales, las tensiones geopolíticas y la incertidumbre acerca de la política económica, existe un gran riesgo de tener que revisar esos valores a la baja.

En el informe “Perspectivas y estadísticas sobre el comercio mundial”, los economistas de la OMC señalan que las presiones inflacionistas deberían disminuir este año y permitir que los ingresos reales vuelvan a aumentar, en particular en las economías avanzadas, lo que dará un impulso al consumo de productos manufacturados. Ya se observa claramente la recuperación de la demanda de productos comerciables en 2024, con unos índices de nuevos pedidos de exportación que apuntan a una mejora de las condiciones para el comercio a comienzos de año.

La Directora General de la OMC Ngozi Okonjo-Iweala afirmó: “Estamos avanzando hacia la recuperación del comercio mundial, gracias a la resiliencia de las cadenas de suministro y al sólido marco multilateral de comercio, que son fundamentales para mejorar los medios de subsistencia y el bienestar. Es imperativo que mitiguemos riesgos como los conflictos geopolíticos y la fragmentación del comercio para mantener el crecimiento económico y la estabilidad”.

Los elevados precios de la energía y la inflación siguieron pesando considerablemente sobre la demanda de productos manufacturados, lo que dio lugar a una disminución del 1,2% del volumen del comercio mundial de mercancías en 2023. El descenso fue mayor en términos de valor, y las exportaciones de mercancías disminuyeron un 5% hasta situarse en 24,01 billones de dólares EE.UU. La evolución del comercio en el sector de los servicios fue más alentadora: las exportaciones de servicios comerciales aumentaron un 9%, hasta alcanzar un valor de 7,54 billones de dólares EE.UU., lo que compensó en parte la disminución del comercio de mercancías.

Los volúmenes de importación disminuyeron en la mayoría de las regiones, pero especialmente en Europa, donde registraron una brusca caída. Las principales excepciones fueron las grandes economías exportadoras de combustibles, cuyas importaciones se vieron sostenidas por fuertes ingresos de exportación, ya que los precios de la energía siguieron siendo elevados en comparación con los niveles históricos. El comercio mundial se mantuvo muy por encima de su nivel anterior a la pandemia a lo largo de 2023. En el cuarto trimestre su nivel era prácticamente idéntico al registrado en el mismo período en 2022 (+0,1%) y solo había aumentado ligeramente en comparación con el mismo período en 2021 (+0,5%).

Según el informe, se estima además que el crecimiento del PIB mundial a tipos de cambio del mercado se mantendrá mayormente estable durante los dos próximos años, en el 2,6% en 2024 y el 2,7% en 2025, después de haber disminuido al 2,7% en 2023, frente a un 3,1% en 2022. El contraste entre el crecimiento sostenido del PIB real y la desaceleración del volumen real del comercio de mercancías está vinculado a las presiones inflacionistas, que hicieron que disminuyera el consumo de bienes que son objeto de un comercio intensivo, en particular en Europa y América del Norte.

Riesgos de deterioro

De cara al futuro, el informe advierte de que las tensiones geopolíticas y la incertidumbre política podrían limitar el alcance de la recuperación del comercio. Los precios de los alimentos y la energía podrían volver a sufrir fuertes subidas a causa de los acontecimientos geopolíticos. Según se indica en la sección analítica especial del informe sobre la crisis del mar Rojo, si bien la repercusión económica de las perturbaciones del Canal de Suez derivadas del conflicto en Oriente Medio ha sido hasta ahora relativamente limitada, algunos sectores — productos de la industria del automóvil, abonos y comercio minorista — ya se han visto afectados por las demoras y el incremento de los costos de flete.

Además, en el informe se presentan nuevos datos que indican que las tensiones geopolíticas han afectado marginalmente al comercio, pero no han desencadenado una tendencia sostenida hacia la desglobalización. El comercio bilateral entre los Estados Unidos y China, que alcanzó un máximo sin precedentes en 2022, creció un 30% menos en 2023 de lo que lo hizo su comercio con el resto del mundo. Además, durante todo el año 2023, el comercio mundial de bienes intermedios distintos de los combustibles, que permite hacerse una idea de la situación de las cadenas de valor mundiales, disminuyó un 6%.

También podrían estar surgiendo indicios de fragmentación respecto del comercio de servicios: las importaciones estadounidenses de servicios de información, informática y telecomunicaciones (TIC) procedentes de interlocutores comerciales de América del Norte (principalmente el Canadá) representaron el 15,7% de las importaciones totales de TIC en 2018, y aumentaron al 23,0% en 2023, en tanto que las importaciones estadounidenses de los mismos servicios con procedencia de interlocutores comerciales de Asia (principalmente la India) disminuyeron del 45,1% al 32,6%. Además, la fragmentación de las políticas sobre los flujos de datos con arreglo a criterios geopolíticos podría dar lugar a que el comercio mundial de bienes y servicios disminuyera un 1,8% en términos reales y el PIB mundial un 1%, según estimaciones de un estudio de próxima publicación realizado por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos y la OMC.

El Economista Jefe de la OMC Ralph Ossa señaló que “algunos Gobiernos se han vuelto más escépticos sobre los beneficios del comercio y han adoptado medidas encaminadas a relocalizar la producción y reorientar el comercio hacia los países amigos. Las perturbaciones en dos de las principales rutas marítimas del mundo también están poniendo a prueba la resiliencia del comercio, a saber, el Canal de Panamá, que se ve afectado por la escasez de agua dulce, y la desviación del tráfico fuera del mar Rojo. Ante esta situación de constantes perturbaciones, tensiones geopolíticas e incertidumbre política, penden riesgos sobre las perspectivas comerciales que inclinan desfavorablemente la balanza”.

Perspectivas del comercio regional

Si se mantienen las proyecciones actuales, las exportaciones de África crecerán más rápidamente que las de cualquier otra región en 2024, en un 5,3%, aunque a partir de un nivel bajo, ya que las exportaciones del continente se mantuvieron deprimidas después de la pandemia de COVID-19. En la región de la CEI(1) se prevé un crecimiento ligeramente inferior al 5,3%, también a partir de un nivel reducido, después de que las exportaciones de la región sufrieran una brusca caída a raíz de la guerra en Ucrania. América del Norte (3,6%), Oriente Medio (3,5%) y Asia (3,4%) deberían observar un crecimiento moderado de las exportaciones, mientras que en América del Sur se prevé un crecimiento más lento, del 2,6%. Una vez más, se prevé que las exportaciones europeas irán a la zaga de las de otras regiones, con un crecimiento de apenas el 1,7%.

El fuerte crecimiento del volumen de las importaciones en Asia (5,6%) y en África (4,4%) debería ayudar a impulsar la demanda mundial de mercancías objeto de comercio este año. Sin embargo, cabe esperar que todas las demás regiones experimenten un crecimiento de las importaciones inferior al promedio, en particular América del Sur (2,7%), Oriente Medio (1,2%), América del Norte (1,0%), Europa (0,1%) y la región de la CEI (-3,8%).

Se prevé que las exportaciones de mercancías de los países menos adelantados (PMA) aumenten un 2,7% en 2024, frente a un 4,1% en 2023, antes de que el crecimiento se acelere hasta llegar al 4,2% en 2025. Asimismo, las importaciones de los PMA deberían crecer un 6,0% este año y un 6,8% el año próximo, después de la contracción del 3,5% experimentada en 2023.

Comercio de servicios

En 2023, a pesar de que el transporte de carga disminuyó, el comercio mundial de servicios comerciales aumentó un 9%, gracias a la recuperación de los viajes internacionales y al incremento de los servicios prestados digitalmente. En 2024, se espera que los eventos deportivos que se celebrarán en Europa en verano, así como la flexibilización de los requisitos de visado por varios países, impulsen el turismo y el transporte de pasajeros.

El valor de las exportaciones mundiales de servicios prestados digitalmente aumentó rápidamente a 4,25 billones de dólares EE.UU. en 2023, lo que representa un aumento interanual del 9,0% y el 13,8% de las exportaciones mundiales de bienes y servicios. En 2023, el valor de estos servicios, que se comercializan más allá de las fronteras a través de las redes informáticas y que abarcan todo — desde los servicios profesionales y relacionados con la gestión hasta la emisión en continuo de música y vídeo, los juegos en línea y la enseñanza a distancia —, superó los niveles anteriores a la pandemia en más del 50%. En Europa y Asia, que tienen una participación en el mercado mundial del 52,4% y el 23,8%, respectivamente, las exportaciones aumentaron un 11% y un 9%. El crecimiento se aceleró en África (13%) y América del Sur, Centroamérica y el Caribe (11%) y superó el promedio mundial. Ambas regiones, que en 2023 representaron tan solo el 0,9% y el 1,6% de las exportaciones mundiales, están bien encaminadas para sacar partido del comercio de servicios prestados digitalmente.

La OMC ha publicado un nuevo conjunto de datos sobre el comercio de servicios por modos de suministro con arreglo al Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS). Esos datos aportan valiosa información sobre cómo ha ido cambiando el comercio de servicios a lo largo de los años, y la influencia que han tenido en ello la digitalización y la pandemia de COVID-19.

Este conjunto de datos, así como las últimas estimaciones sobre el comercio de servicios prestados digitalmente y el comercio de servicios en general, pueden consultarse y descargarse en el Global Services Trade Data Hub (centro de datos sobre el comercio mundial de servicios). El centro de datos, que se puso en marcha recientemente, permite acceder a datos completos sobre el comercio de servicios en el marco de la OMC. Ofrece funciones personalizables para ver y acceder a la información, adaptadas a las diversas necesidades de los negociadores comerciales, los analistas, los investigadores y los responsables de la toma de decisiones.

Puede consultarse el informe completo aquí.

Fuente OMC