Líderes del Brics confirman presencia en la Rio+20

0
34

 

 

Los presidentes Jacob Zuma (Sudáfrica) y Vladimir Putin (Rusia), además de los primeros ministros de la India, Manmohan Singh, y de China, Wen Jiabao, confirmaron la participación en la Conferencia Río+20, desde el 20 hasta el 22 de junio, en Río de Janeiro. Todos pertenecen al llamado Brics.

A comienzos de esta semana, el presidente electo de Francia, François Hollande, que elogió la política social de Brasil, también confirmó su venida al país para el evento.

Por el momento, 116 jefes de Estado y de Gobierno informaron que estarán presentes en las discusiones. Muchos gobiernos enviarán ministros y asesores para el evento por dificultades con la agenda política interna. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por ejemplo, está en campaña por la reelección.

El ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, dijo que el desafío de la conferencia es buscar el consenso, sin acentuar las diferencias.

“La propuesta de la Río+20 es lanzar una mirada crítica, con equilibrio y buscando resolver las lagunas, mostrando las áreas en que avanzamos. Los países individualmente pueden mostrar eso, pero existen otras áreas en que los avances fueron negligentes”, dijo el canciller, definiendo las dificultades para alinear consensos.

Sin embargo, según Patriota, los desafíos no pueden afectar la expectativa de que la Río+20 consagrará un marco sobre la preservación ambiental, el desarrollo sustentable y la economía verde, definiendo un nuevo patrón para el sector. “La diplomacia consiste en conciliar multiplicidad de intereses. Lo interesante en esos objetivos es que se dirigen a todos los países de la comunidad internacional.”

El portavoz del Itamaraty, embajador Tovar Nunes, añadió aunque, como anfitrión del evento, Brasil tiene el papel de ser fiscal en la búsqueda de consensos. “Como anfitriones, los brasileños deben servir como una especie de puente entre las polarizaciones existentes, buscando la consolidación de una agenda positiva”, dijo él.

En los debates que anteceden a la conferencia y durante la Río+20, los brasileños destacarán la necesidad de conciliar las cuestiones relativas a la preservación ambiental, al desarrollo sostenible y a la economía verde con inclusión social. Las autoridades quieren mostrar que los avances registrados en el país acreditan a Brasil para la propuesta.

En las discusiones, los brasileros también defenderán la participación de las poblaciones excluidas en los debates. Habrá un espacio exclusivo para esos grupos y para las organizaciones no gubernamentales en el Aterro do Flamengo, en Rio, denominado Cúpula de los Pueblos.

Fuente: Agência Brasil