OMI – Noruega da un gran impulso financiero para el trabajo con los Estados en desarrollo en la reducción de las emisiones de GEI procedentes del transporte marítimo

0
154

Un importante proyecto cuyo objetivo es garantizar que ningún país se quede atrás en la descarbonización marítima va a continuar su labor hasta 2030, tras una nueva y cuantiosa inyección de fondos.

El Gobierno de Noruega ha confirmado 210 millones de coronas noruegas (19,4 millones de dólares) de fondos para la segunda fase del proyecto GreenVoyage2050 de la OMI, en un acuerdo entre Noruega y la OMI que se firmó el 28 de septiembre, Día marítimo mundial, durante el Foro de innovación OMI-PNUMA-Noruega.

El proyecto GreenVoyage2050 ha sido implementado por la Organización Marítima Internacional (OMI) desde 2019. La OMI ha estado trabajando con los países desarrollo seleccionados de todo el mundo, incluidos pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) y países menos adelantados (PMA), y con asociaciones internacionales relacionadas con el sector marítimo, otras organizaciones de las Naciones Unidas y el sector, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes del transporte marítimo.

Esta importante financiación facilita la ampliación del proyecto más allá de la primera fase, que concluye en diciembre de 2023. En la segunda fase, el proyecto seguirá prestando apoyo a los países en desarrollo, para ayudarles a cumplir sus compromisos en materia de cambio climático y los objetivos de eficiencia energética de los buques, en consonancia con los niveles de ambición establecidos en la Estrategia de la OMI sobre los GEI. La Estrategia inicial sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte marítimo, adoptada en julio, establece el ambicioso objetivo de lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050, a más tardar, o alrededor de ese año, es decir, cerca de 2050.

El proyecto GreenVoyage2050 de la OMI se lanzó en mayo de 2019 para brindar apoyo a países seleccionados para elaborar marcos normativos y planes de acción nacionales para abordar las emisiones de GEI procedentes de los buques, alineados con la implementación de la Estrategia inicial de la OMI sobre los GEI, que se adoptó en 2018. El proyecto prestó apoyo a los países asociados en la adopción de tecnologías verdes, mediante la identificación, elaboración e implantación de proyectos piloto.

En la segunda fase del proyecto se seguirá prestando apoyo a los proyectos piloto existentes en los países asociados. Entre ellos figuran proyectos piloto que facilitan el intercambio de buenas prácticas operativas, catalizan la adopción de tecnologías energéticamente eficientes y ayudan a los países a explorar oportunidades de producción y suministro de combustibles con emisiones de carbono bajas o nulas, vinculando aún más el proyecto a la transición energética mundial en sentido amplio. Se ampliará el número de países asociados y de nuevos proyectos piloto.

La Alianza mundial del sector en apoyo de la navegación con bajas emisiones de carbono (GIA de bajas emisiones) seguirá funcionando como parte del proyecto GreenVoyage2050. La GIA de bajas emisiones ofrece una plataforma para que los principales propietarios del buque y operadores, sociedades de clasificación, constructores y proveedores de motores y tecnología, proveedores de big data, compañías petroleras y puertos identifiquen y desarrollen soluciones innovadoras que aborden los obstáculos comunes que dificultan la adopción e implantación de tecnologías de eficiencia energética, mejores prácticas operacionales y combustibles alternativos con emisiones bajas, o sin emisiones, de carbono.

La Sra. Ragnhild Sjoner Syrstad, Secretaria de Estado del Ministerio noruego del clima y el medio ambiente, ha declarado: «Noruega se ha comprometido a garantizar que los países en desarrollo reciban el apoyo y los recursos necesarios para avanzar hacia el cumplimiento de sus objetivos de reducción de emisiones. Creemos que la labor emprendida por la OMI para apoyar a los países en desarrollo es sumamente importante y nos complace que nuestra contribución continuará la labor emprendida por el proyecto GreenVoyage2050».

El Secretario General de la OMI, Kitack Lim, declaró: «La prórroga de este proyecto hasta finales de 2030 garantizará el apoyo a los países en desarrollo en la transición hacia la descarbonización marítima, en consonancia con la Estrategia de 2023 de la OMI sobre los GEI. El apoyo continuo de Noruega nos permitirá aprovechar los importantes avances ya logrados por el proyecto GreenVoyage2050 en los países en desarrollo e impulsar aún más los esfuerzos».

La ambición del proyecto GreenVoyage2050 es convertirse en un programa de GEI más amplio, con nuevos donantes que se unan a este viaje. El Gobierno de Finlandia ya se ha comprometido a financiar la ampliación de las actividades del proyecto.

Los días 26 y 27 de septiembre se celebró una reunión del Grupo de tareas sobre el proyecto mundial GreenVoyage2050 con los países asociados para revisar la primera fase del proyecto, antes de la transición a la segunda fase.

El proyecto GreenVoyage2050 forma parte de una cartera de proyectos a largo plazo implementados y ejecutados por la OMI para apoyar a los Estados en desarrollo en su viaje hacia la descarbonización marítima (Más información aquí).

Fuente: OMI