Un análisis sobre el marco de normas SAFE – Mag. Roberto Zagal Pastor

0
217

El comercio internacional, en su expansión exponencial, ha trascendido las fronteras nacionales, convirtiéndose en un motor vital para el crecimiento económico y la interconexión global. Sin embargo, esta interdependencia ha engendrado riesgos significativos relacionados con la seguridad de las mercancías que cruzan las fronteras, así como la necesidad apremiante de optimizar la eficiencia en las cadenas de suministro. 

En el epicentro de esta compleja dinámica se encuentra la OMA, una entidad internacional comprometida con la armonización y coordinación de prácticas aduaneras a nivel global. Al reconocer la urgencia de abordar las crecientes amenazas a la seguridad y la necesidad de facilitar un flujo comercial más eficiente, la OMA dio un paso audaz con la creación del Marco de Normas SAFE. 

 El Marco de Normas SAFE no surge de manera fortuita, sino como una respuesta deliberada a los desafíos inherentes al comercio internacional contemporáneo. Este enfoque pionero tiene como objetivo principal equilibrar la seguridad y la facilitación del comercio, estableciendo estándares y normas comunes que promueven tanto la eficiencia como la salvaguarda. 

Los objetivos fundamentales del Marco SAFE es establecer estándares globales y normas mínimas, que busca garantizar que las mercancías se muevan de manera segura y eficiente a través de las fronteras, contribuyendo así al desarrollo económico sostenible. Para lo cual cuenta con: 

  1. Normas Mínimas: El Marco SAFE establece normas mínimas para los procedimientos aduaneros y de seguridad. Al proporcionar una base común, permite una comprensión uniforme y la adopción de prácticas estandarizadas.
  1. Gestión de Riesgos: Busca la implementación de sistemas que identifiquen y aborden las posibles amenazas, permitiendo a las autoridades aduaneras priorizar sus recursos y enfoque en áreas de mayor riesgo.
  1. Colaboración Internacional: La cooperación internacional es clave en el Marco SAFE. Promueve la idea de que las amenazas a la seguridad no conocen fronteras y, por lo tanto, la colaboración entre las autoridades aduaneras de diferentes países se vuelve crucial. El intercambio de información y la coordinación son elementos esenciales para garantizar una respuesta efectiva.
  1. Uso de Tecnología: La modernización de los procedimientos aduaneros mediante el uso de tecnologías avanzadas es un componente esencial. La implementación de sistemas electrónicos de información y comunicación agiliza el intercambio de datos, mejorando la eficiencia y la transparencia en las operaciones.

Dentro del Marco de Normas SAFE, se destacan programas clave diseñados para fortalecer la seguridad y agilizar los procesos aduaneros, aportando beneficios tangibles tanto a las empresas como a la integridad de las cadenas de suministro globales:  

  1. Operador Económico Autorizado (OEA): El programa Operador Económico Autorizado (OEA) se erige como un pilar esencial dentro del Marco de Normas SAFE, estableciendo un estándar elevado para empresas comprometidas con la seguridad y el cumplimiento aduanero en el ámbito internacional. Este programa, impulsado por la Organización Mundial de Aduanas (OMA), proporciona un marco estructurado para la certificación y reconocimiento de operadores económicos que cumplen con criterios rigurosos. La certificación OEA no es otorgada a la ligera; las empresas deben demostrar un compromiso firme con la seguridad y el cumplimiento aduanero. Esto implica cumplir con estándares específicos que abarcan desde la gestión de la seguridad física de las instalaciones hasta la implementación de procedimientos robustos de gestión de riesgos. La rigurosidad de estos estándares asegura que solo aquellas empresas que demuestren una excelencia constante en estas áreas obtengan el prestigioso reconocimiento. Uno de los beneficios más tangibles de obtener la certificación OEA es el acceso a facilidades comerciales. Estas facilidades pueden incluir procesos aduaneros simplificados, tiempos de espera reducidos en fronteras y la posibilidad de utilizar canales de inspección preferenciales. Estos incentivos comerciales no solo agilizan las operaciones, sino que también generan ahorros significativos en tiempo y recursos para las empresas certificadas. La certificación OEA también actúa como un sello de seguridad para toda la cadena de suministro. Las empresas certificadas se comprometen a mantener estándares elevados de seguridad en sus operaciones, lo que contribuye directamente a fortalecer la seguridad en el transporte y manejo de mercancías a lo largo de la cadena de suministro global. Finalmente, la certificación OEA no se limita a fronteras nacionales; es reconocida internacionalmente. Este reconocimiento global facilita las operaciones comerciales transfronterizas al establecer la confianza en la integridad y el compromiso de las empresas certificadas. La estandarización de criterios contribuye a una mayor armonización en las prácticas comerciales internacionales.
  1. Autorización Aduanera Previa: La Autorización Aduanera Previa se erige como un pilar fundamental en la búsqueda de eficiencia dentro de los procedimientos aduaneros. Este mecanismo permite el procesamiento anticipado de la documentación aduanera para aquellos operadores económicos confiables que han obtenido dicha autorización. Al facilitar la preparación previa de los trámites aduaneros, este programa contribuye de manera directa a la reducción de tiempos de espera y al aumento de la eficiencia operativa. Operadores económicos que gozan de esta autorización no solo optimizan sus procesos internos, sino que también se convierten en motores de eficiencia para el conjunto de la cadena de suministro, promoviendo una gestión más fluida y coordinada en el comercio internacional.

Estos programas específicos no solo son elementos clave dentro del Marco SAFE, sino que también representan herramientas estratégicas para impulsar la seguridad y la eficiencia en las transacciones comerciales a nivel global. La certificación OEA y la Autorización Aduanera Previa son testimonios concretos de cómo la colaboración entre los actores del comercio y las autoridades aduaneras puede resultar en una cadena de suministro más segura, ágil y eficiente para todos los involucrados.  

Beneficios tangibles de la implementación del Marco de Norma SAFE  

El despliegue efectivo del Marco de Normas SAFE conlleva una serie de beneficios palpables que no solo simplifican los procedimientos aduaneros, sino que también fortalecen la seguridad en las transacciones comerciales internacionales. Estos beneficios, desglosados a continuación, subrayan la importancia y el impacto positivo de esta iniciativa global.  

  1. Facilitación del Comercio: La implementación del Marco SAFE actúa como un catalizador para la reducción de barreras burocráticas que tradicionalmente han entorpecido el flujo de mercancías a través de las fronteras. Este enfoque estratégico se traduce en una notable mejora en la eficiencia de los procesos aduaneros. La estandarización de procedimientos y la armonización de normas contribuyen directamente a la facilitación del comercio internacional. Esta simplificación beneficia tanto a importadores como exportadores, permitiéndoles sortear de manera más expedita los trámites aduaneros y agilizando el movimiento de mercancías de un país a otro.
  1. Mejora de la Seguridad: El Marco SAFE coloca la seguridad en el epicentro de sus objetivos, evidenciando un compromiso firme con la prevención de actividades ilícitas en el comercio internacional. Este enfoque se traduce en el fortalecimiento de los controles de seguridad a lo largo de la cadena de suministro. Las medidas implementadas no solo protegen las mercancías contra posibles amenazas, sino que también aseguran que el intercambio de bienes se realice de manera segura y confiable. La mejora en la seguridad beneficia a todas las partes involucradas, desde las empresas hasta las autoridades aduaneras, generando un entorno comercial más confiable y resiliente.
  1. Eficiencia en la Cadena de Suministro: El Marco SAFE contribuye a una gestión más eficiente de la cadena de suministro global al establecer estándares y prácticas comunes. La estandarización de procesos no solo simplifica las operaciones, sino que también promueve la cooperación internacional. Esta armonización permite una coordinación sin fisuras desde el origen hasta el destino final de las mercancías. La eficiencia resultante no solo se traduce en tiempos de tránsito más rápidos, sino que también mejora la visibilidad y la trazabilidad de las mercancías a lo largo de toda la cadena de suministro, brindando beneficios significativos a todas las partes involucradas.

En resumen, la implementación del Marco de Normas SAFE conlleva una serie de beneficios significativos para el comercio internacional. Simplifica y agiliza los procedimientos aduaneros, fomenta la confiabilidad empresarial a través de programas como el OEA, protege activamente la cadena de suministro contra amenazas, promueve la cooperación internacional y la resiliencia ante desafíos, y contribuye a un comercio más inclusivo al facilitar la participación de pequeñas y medianas empresas. En conjunto, este enfoque integral establece un estándar elevado de seguridad y eficiencia, allanando el camino para un comercio global más fluido, seguro y equitativo en el que todas las partes interesadas pueden confiar. 

Mag. Roberto Zagal Pastor  

Magister en Derecho con Mención de Aduanas, Abogado graduado de la Universidad de Lima, Especialista en Aduanas egresado de la Escuela Nacional de Aduanas – ENA, con estudios de especialización en materia tributaria y aduanas. Asesor en Comercio Exterior y Gestión Aduanera. Docente a nivel universitario y de Posgrado. Autor de Libros en materia de Comercio exterior y Derecho Aduanero. 

 

Canal YouTube: RZ Aduanas 

https://bit.ly/3HAenFH