URUGUAY: (Acceso a mercados exigentes) El Gobierno trabaja para destacar el valor agregado ambiental de productos uruguayos

0
61

 

El comercio internacional de bienes de origen agropecuario a países desarrollados tiene exigencias de impactos ambientales, sustentabilidad y mitigación del cambio climático. En este sentido, el Gobierno trabaja para destacar el valor agregado ambiental de productos uruguayos que puede ser una oportunidad de diferenciación para acceder a mercados más exigentes, según lo establece el anuario de
OPYPA del MGAP.

 

Desde junio de 2010, un grupo interinstitucional liderado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), con INIALATU y Facultad de Agronomía, realiza estudios sobre “huella” de carbono de las principales cadenas agro-exportadoras.

 

La participación de Uruguay, a través de estas instituciones,  en la Alianza Global para la Investigación de los Gases de Efecto Invernadero en el Sector Agropecuario, es una oportunidad para mejorar los logros de la investigación nacional mediante el acceso a información y el desarrollo de la cooperación internacional para programas de investigación y desarrollo de capacidades.

 

En los próximos meses se analizarán los estudios ya realizados, fortalecerán las líneas de investigación en curso, e incluirán estos temas. La Alianza Global reúne a 33 países desarrollados y en desarrollo. Tiene por objetivo reducir la intensidad de emisiones en la agropecuaria y construir sistemas productivos más resilientes.

 

Resultados alcanzados

Por el momento, los productos de exportación de Uruguay no son afectados por la huella de carbono. No obstante, es esperable que los productos que más se asocian con la intensidad de emisiones (como carnes y arroz) y otros dirigidos a nichos de mercado (frutas de calidad, vinos) podrían enfrentar requisitos de acceso a mercados o segmentos de mercado capaces de diferenciar productos por este atributo.

 

La huella de carbono puede definirse como la medida de la cantidad de emisiones totales de gases de efecto invernadero producidas directa o indirectamente por personas, organizaciones, productos, eventos o Estados.

 

Uruguay, considerando la trazabilidad- con posibilidades de satisfacer demandas de mercados que pidan carne con una huella de carbono baja, seleccionando la que proviene de animales más jóvenes, alimentados con forrajes y suplementos de alta calidad.