Uruguay aplicará una política exterior de consenso nacional, anunció Nin Novoa

0
22

Rodolfo Nin Novoa asumió como canciller de la República, acompañado por una destacada concurrencia política. En su discurso aseguró que fomentará la integración partidista con el fin de “pensar, diseñar y ejecutar una política de grandes acuerdos nacionales”. Advirtió que en la inserción internacional no privilegiará la política sobre el derecho, y también anunció que su gestión se apoyará en funcionarios de carrera.
El Ministerio de Relaciones Exteriores recibió, este lunes, a las nuevas autoridades designadas por el Presidente Tabaré Vázquez, que se desempeñarán como ministro, subsecretario y director general de secretaría. Rodolfo Nin Novoa, José Luis Cancela y Bernardo Greiver, respectivamente, cumplirán estas funciones durante los próximos cinco años.

En un encuentro realizado en el Palacio Santos y ante la presencia de varios excancilleres, ministros actuales y representantes de todos los partidos políticos, Rodolfo Nin Novoa, se dirigió a los presentes, una vez que tomó posesión del nuevo cargo.

Agradeció al ministro y al subsecretario saliente, Luis Almagro y Luis Porto respectivamente, por la colaboración y el apoyo brindado durante la transición. Asimismo, destacó que el “tener tan calificada compañía en esta asunción, es un gran honor y compromiso”. También se comprometió a “pensar, diseñar y ejecutar juntos una política que albergue grandes acuerdos nacionales”.

En este sentido anunció la creación de un espacio de diálogo y consulta cuya finalidad será intercambiar, de manera habitual, opiniones relativas a la cartera y donde se puedan volcar todos los matices posibles. “La política exterior deberá ser una política de Estado donde quepan todas las opiniones, todos los puntos de vista. (…) Quiero que la gestión trascienda mi persona” aseguró, porque “lo importante es el interés nacional y no el lucimiento personal”.

Por otra parte, informó que llevará adelante su gestión junto a profesionales que ya se desempeñan en el ministerio: “Confío plenamente en ellos; creo en la profesionalización de la función pública, en el respeto a la carrera administrativa, en la capacitación permanente y sueño con que ser un servidor público sea un motivo de orgullo para el que le toque serlo y para la patria”.

Relacionamiento internacional
El entrante canciller reflexionó sobre la situación mundial actual, en la que los países desarrollados afrontan desafíos inéditos y los nuevos países emergentes comienzan a marcar presencia en un nuevo “orden o desorden internacional”. En ese marco, los procesos integracionistas en América Latina, que no lograron alcanzar el desarrollo esperado, exigen un sinceramiento impostergable para posicionarse a la altura de los actuales desafíos.

Uruguay es un país integracionista desde siempre, afirmó Nin, y desde esa convicción apuesta por un Mercosur que se sincere y logre concreciones y no a los discursos que no se cumplen. “Queremos un Mercosur que se plantee objetivos y acuerdos viables y que de ser necesario ajuste sus objetivos a las posibilidades actuales con una agenda externa activa que rompa con el encierro”.

“Todo con la región, nada contra la región”, afirmó el canciller. “Uruguay necesita promover la facilitación de acuerdos regionales, con proyecciones abarcativas, porque el mundo va para ese lado y no podemos quedar afuera de los grandes flujos comerciales”.

Para Nin, pensar en un Uruguay internacional en los próximos años lleva a buscar en “nuestra mejor historia y en nuestras convicciones más afirmadas como nación, esas que supieron nutrir personalidades provenientes de todas las banderas políticas partidarias. (…) Por infinitas razones, Uruguay es internacional o no es, miremos que es lo que hacen los países que compiten por los mismos mercados que tenemos nosotros y no nos quedemos atrás”.

En otro tramo de su alocución, el jerarca precisó: “Un país como Uruguay en su inserción internacional no debe caer en la tentación de privilegiar la política sobre el derecho, de contraponer política con comercio o de afirmar solo vínculos o sociedades estratégicas con países que tengan gobiernos con afinidades ideológicas. La definición de la política exterior debe expresar de manera clara la imagen de un gobierno y un Estado que actúan de forma coherente e integral”.

Difundir cultura
Para el ministro, la cancillería debe cumplir el rol de difusor de la cultura uruguaya, expresar cómo viven los uruguayos y contribuyen a la creatividad del espíritu de la sociedad internacional y en ese sentido, se comprometió a reforzar la presencia e imagen del Uruguay en el exterior, en todas sus dimensiones.

Actualmente en tiempos de la sociedad de la información, se impone una “cancillería inteligente” que deberá estar dotada de una nueva diplomacia que ya se advierte en los jóvenes que ingresan por concurso al ministerio. También se impone la necesidad de renovar el sistema de manejo y formación del elenco dedicado al servicio exterior, “porque han cambiado y siguen cambiando constantemente las destrezas y capacidades exigibles a un funcionario diplomático”, argumentó.

Una vez finalizada la oratoria, los nuevos directores designados para acompañar a Nin Novoa, Cancela y Greiver en este período, firmaron sus nombramientos y saludaron a las autoridades presentes.