Avanzan en un acuerdo con Brasil para exportar barcazas y remolcadores fabricados en astilleros nacionales

0
69

 

La ministra de Industria, Débora Giorgi, junto al embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler se reunieron con representantes  de los trabajadores de la industria naval y de astilleros nacionales, con quienes trabajan para desarrollar una oferta exportable de la industria naval que incluye la construcción de barcazas, remolcadores para barcazas y servicios de ingeniería para exportar a Brasil, ya que, por ejemplo, solo Petrobras está demandando unas 100 barcazas por año.

 

Así, Giorgi y Kreckler impulsan un acuerdo con Brasil para que los astilleros argentinos puedan exportar barcazas y remolcadores para abastecer a empresas brasileñas (sólo el  abastecimiento a Petrobras demandaría ventas por aproximadamente US$ 400 millones al año). El interés de Brasil por adquirir barcazas, remolcadores y servicios navales argentinos fue ratificado en su última visita a nuestro país por la secretaria de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, y también por el titular de la Federación de Industriales del Estado de San Pablo (Fiesp), Paulo Skaf.

 

En ese contexto, el Ministerio de Industria dispuso para financiar la fabricación de las barcazas y los remolcadores, el Crédito del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario que otorga el gobierno nacional a 9,9 % de tasa fija en pesos y a cinco años de plazo con uno de gracia.

 

“Tenemos la solicitud concreta de la autoridades brasileñas y las propias presidentas Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff  señalaron a la industria naval como un sector clave para la integración productiva entre ambos países”, dijo Giorgi, que reunió hoy a los representantes del sector, entre los que estuvieron el secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales, Cayo Ayala, el titular de la Federación Naval, Pablo Noel, y el titular de Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), Horacio Tettamanti, que es el dueño del astillero SPI.

 

Acompañaron la ministra el Secretario de Planeamiento Estratégico Industrial, Javier Rando y la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español.

 

ABIN representa a talleres y astilleros de Mar del Plata, Dock Sud, Campana, Santa Cruz, y Corrientes, entre otros; esta asociación ya vende barcazas para transporte de minerales y barcazas tanque para el transporte de etanol. ABIN logró en los últimos cuatro años un superávit de US$ 50 millones en su balanza por ventas a la minera Vale y a la petrolera Petrobras.