La importancia del conocimiento y la competencia cultural en el éxito internacional de las organizaciones – Lic. Mariceli Quiroz (desde Perú)

0
192

En el dinámico mundo empresarial global, la competencia cultural emerge como un componente esencial para el éxito en la internacionalización. El conocimiento cultural, entendido como la conciencia de las diferencias culturales, actúa como la base, pero es la competencia cultural la que eleva a las empresas a nuevos niveles de adaptación y eficacia. 

El conocimiento cultural se refiere a la conciencia de los gerentes sobre las diferencias culturales y es la base para la adaptación. Es un recurso intangible que ayuda a los gerentes a comprender y apreciar las diferencias culturales entre su cultura de origen y la cultura anfitriona.  

Por otro lado, la competencia cultural es la capacidad para utilizar el conocimiento cultural de manera efectiva que los gerentes tienen sobre las diferencias culturales. La competencia cultural ayuda a los gerentes a estar abiertos a la diversidad y, por lo tanto, a estar más inclinados a aceptar las ideas, la información y la tecnología de los demás. En otras palabras, el conocimiento cultural es una condición necesaria pero no suficiente para la competencia cultural. La competencia cultural requiere la habilidad de aplicar el conocimiento cultural de manera efectiva y apropiada para el contexto específico. Esta competencia puede ser enseñada a los miembros del área de internacionalización, específicamente los encargados de entablar las negociaciones, pero también se debe tener en cuenta que esta competencia requiere de factores de personalidad, otros factores que requiere esta competencia son las habilidades y conocimientos. Además de las características mencionadas anteriormente, otros estudios mencionan que los individuos también deben poseer lo siguiente:  

  • Mantener una identidad personal sólida.
  • Conocer y manejar las creencias y valores de la cultura.
  • Ser consciente de los procesos afectivos de la cultura.
  • Comunicarse de manera clara en el idioma del grupo cultural.
  • Ejecutar conductas especialmente permitidas.
  • Sostener relaciones sociales activas dentro del grupo cultural.
  • Negociar las estructuras institucionales de esa cultura.

Un estudio realizado en el 2013 a subsidiarias de 2 compañías multinacionales francesas y 3 compañías multinacionales italianas, concluyeron que la competencia cultural es un factor clave de éxito para las empresas europeas en países del sur del Mediterráneo y del Medio Oriente. En las empresas italianas, se destacó la importancia de contar con un equipo directivo sólido basado en respeto mutuo y entendimiento. La participación de gerentes locales fue clave para superar las diferencias culturales, establecer un buen clima laboral e interactuar con instituciones y empresas locales. La elección de gerentes locales también se percibió como un símbolo de igualdad, mejorando la orientación a resultados de los empleados locales. La cuarta empresa estudiada, con la elección de un gerente franco-egipcio, construyó un puente cultural efectivo, mejorando las relaciones con los empleados locales y reduciendo la hostilidad. Este estudio de casos confirma que encontrar puntos de contacto entre las culturas de origen y anfitrionas es crucial para el éxito en la internacionalización empresarial en países islámicos. Los puentes culturales, que reducen la distancia entre dos culturas, son efectivos cuando se basan en la competencia cultural de los gerentes para aceptar e integrar las diferencias. Los gerentes destacaron la importancia de valores sociales vinculados al islam y la familia islámica. Su habilidad para aprovechar este conocimiento es clave para el éxito. 

 Por otro lado, una empresa italiana líder a nivel mundial en ingeniería y gestión de proyectos para la industria del petróleo y gas, sirvió como caso de estudio en el 2014 para comprender los factores clave de éxito en estas regiones. Los resultados de este estudio mostraron que la competencia cultural es importante, ya que se identifica como un factor de éxito para las empresas europeas que ingresan a los países del sur del Mediterráneo (SMC) y Oriente Medio. Los gerentes de proyecto italianos quienes contaban con una larga estancia en Qatar y Abu Dabi, resaltaron factores clave en las relaciones, ya que estos establecieron relaciones fructíferas y mostraron mayor flexibilidad técnica, apreciada por clientes locales, ello ha permitido a esta empresa italiana alcanzar una posición competitiva destacada frente a competidores italianos. En el estudio también encontraron que los trabajadores locales muestran un enfoque más amigable con los gerentes italianos, percibiéndolos como menos dominantes que sus colegas franceses. Finalmente, los investigadores del estudio concluyeron que la competencia cultural permite a las empresas navegar por las complejidades de diversas dinámicas culturales, establecer relaciones sólidas y satisfacer eficazmente las necesidades de diversos interesados en los países del sur del Mediterráneo y Oriente Medio. 

De acuerdo a lo visto en los trabajos empíricos sobre la competencia cultural, te presento algunas acciones que puedes ejecutar para fortalecer la competencia cultural en tu organización y mejorar tu capacidad para tener éxito en entornos empresariales internacionales diversos: 

  • Desarrollo del Conocimiento Cultural: Estimula la comprensión de las diferencias culturales entre tus colaboradores, especialmente aquellos involucrados en la internacionalización. Ofrece capacitación acerca de las particularidades culturales de las regiones en las que la empresa opera y en los mercados objetivo. Esto debe incluir información sobre normas culturales, costumbres, estilos de comunicación y prácticas comerciales en esos mercados.
  • Fomento de la Competencia Cultural: No se trata solo de conocer las diferencias culturales, sino de aplicar ese conocimiento de manera efectiva en las interacciones diarias. Fomenta la apertura a la diversidad y la disposición a aceptar nuevas ideas, información y tecnología de otras culturas.
  • Contratación de un Equipo de Trabajo Variado: Busca colaboradores que posean una sólida identidad personal, capaces de mantener su autenticidad al adaptarse a entornos culturales diversos. Forma un equipo diverso, ya que la incorporación de diversas perspectivas en el grupo puede enriquecer la comprensión de distintas culturas.  
  • Elección Estratégica de Gerentes: Al asignar gerentes, valora la elección estratégica, como en el caso de la empresa franco-egipcia, que construyó puentes culturales efectivos. La elección de gerentes locales puede percibirse como un símbolo de igualdad, mejorando la orientación a resultados de los empleados locales, fortaleciendo los vínculos con instituciones y compañías locales, y como una estrategia para abordar las divergencias culturales.

En conclusión, fortalecer la competencia cultural en una organización es una estrategia que permitirá a las empresas responder de manera adecuada a los retos culturales que se enfrenten al ingresar a un nuevo mercado, por lo que es importante la preparación y desarrollo de esta competencia dentro del equipo de trabajo del área comercial o internacionalización. 

 Lic. Mariceli Quiroz

Diciembre 2.023

Perú

Licenciada en Administración y Negocios Internacionales, Máster en Dirección Internacional de Empresas. Consultora en Internacionalización de Empresas y Docente en Negocios Internacionales.