Lula refuerza comercio e inversión en encuentro con primer ministro japonés

0
60

 

El Presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva, se reunió este viernes (19/5) con el Primer Ministro de Japón, Fumio Kishida. La reunión tuvo lugar en Hiroshima, celebrada en el marco de la reunión del grupo G7. Los dos mandatarios abordaron temas como la expansión del comercio bilateral y los flujos de inversión, la agenda de paz y seguridad y la lucha contra el cambio climático.

El presidente Lula destacó la importancia de la relación entre Brasil y Japón. “Brasil y Japón necesitan establecer una relación más productiva, no sólo desde el punto de vista comercial, sino también desde el punto de vista cultural, político y científico y tecnológico”, dijo el presidente.

El primer ministro japonés destacó la importancia del papel de Brasil en las discusiones de temas globales complejos. “Contamos con la experiencia del presidente Lula. Tendremos amplias discusiones sobre temas como el clima, la educación, el desarrollo, la paz y la estabilidad. Estamos muy dispuestos a cooperar con Brasil”, declaró Fumio Kishida.

Brasil busca formar una sociedad en ciencia, tecnología e innovación con Japón. Algunos intereses son las áreas de espacio, inteligencia artificial, energías renovables, materiales avanzados e investigación oceánica.

En el ámbito de las energías renovables, existe un gran potencial en las áreas de bioetanol, combustible de aviación sostenible (SAF) e hidrógeno bajo en carbono, entre otros, además de la reducción de emisiones en la industria siderúrgica.

Todavía sobre la relación entre los dos países, el presidente Lula destacó la influencia que Japón tuvo en el desarrollo brasileño. «Desde 1908, muchos japoneses han contribuido al crecimiento de Brasil. Muchos empresarios brasileños invierten en Japón», mencionó el presidente.

El primer ministro Kishida anunció que el gobierno de Japón debe iniciar los procedimientos de exención de visa para los visitantes brasileños.

RELACIÓN BRASIL-JAPÓN – Japón es un socio tradicional de Brasil en Asia, con el cual existen fuertes lazos bilaterales en términos de comercio, inversión, cooperación técnica, además de históricos lazos humanos.

El vínculo humano es un aspecto importante de las relaciones de Brasil con Japón. Brasil es el hogar de la mayor comunidad de descendientes de japoneses fuera de Japón, más de 2 millones de personas. En Japón, vive la quinta mayor comunidad brasileña en el exterior, cerca de 204 mil nacionales y la mayoría de origen no asiático.

Japón jugó un papel relevante en la industrialización brasileña, especialmente en las décadas de 1960 y 1970. En esa época, se realizaron importantes inversiones en minería, acero, construcción naval, sector automotriz, electrónica, celulosa y papel. Hoy, Brasil alberga alrededor de 700 empresas japonesas.

COMERCIO BILATERAL – Japón fue el décimo mayor socio comercial de Brasil en 2022, con un comercio bilateral de US$ 11,9 mil millones. La lista brasileña de exportaciones al país está compuesta por maíz, mineral de hierro, carne de pollo, café, aluminio, soja e importaciones de autopartes, compuestos químicos, maquinarias y equipamientos.

La balanza comercial entre Japón y Brasil está bien equilibrada. Las importaciones japonesas totalizaron US$ 5,3 mil millones en 2002, mientras que las exportaciones brasileñas alcanzaron US$ 6,6 mil millones. Japón también ha sido una de las principales fuentes de inversión extranjera directa (IED) en Brasil, con un stock de US$ 22,8 mil millones (2021).

COOPERACIÓN TÉCNICA – Brasil y Japón ya han desarrollado una importante agenda de cooperación técnica desde 1959. Esta relación se realiza a través de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), vinculada a Itamaraty, con JICA (Agencia de Cooperación Internacional de Japón ) .

Uno de los primeros frutos de esa cooperación fue PRODECER (Programa de Cooperación Brasileño-Japonés para el Desarrollo del Cerrado), creado en 1979 en colaboración con Embrapa, que materializó el gran potencial agroexportador de este bioma.

Un ejemplo de cooperación científica bilateral entre los dos países fue el desarrollo del sistema de TV digital japonés-brasileño, implementado en casi toda América del Sur y países de América Central, África y Asia.

Desde 2000, Brasil y Japón han desarrollado un programa de cooperación técnica en nombre de varios países en desarrollo. Esta iniciativa cubre áreas como la televisión digital, la agricultura y la policía comunitaria.