Mujica: “Con Argentina debemos dialogar siempre, siempre”

0
69
En Caracas, el Presidente Mujica fue consultado por las relaciones con Argentina. Sobre la llamada de Fernández y su viaje en conjunto, dijo: “nos pareció importante, en línea con lo que la Cancillería había manifestado” respecto a la normalidad que se apreciaba en las relaciones de ambos países. “Nosotros porfiadamente defendemos la relación con Argentina. Por encima del gobierno que esté”, agregó.

 

Consultado por la llamada desde la Presidencia argentina, Mujica detalló que el llamado fue hecho por un asesor de la Presidenta Fernández y agregó que si bien estaba pendiente un encuentro con el Presidente boliviano, Evo Morales, (la llamada desde Argentina) “nos pareció importante, en línea con lo que la Cancillería había manifestado” a través del subsecretario Conde respecto a la normalidad que se apreciaba en las relaciones entra ambos países.


“Nosotros debemos ser de los pocos uruguayos que porfiadamente defendemos la relación con Argentina. Por encima del gobierno que esté”, dijo Mujica. Recordó que “en la época de Perón”, la tensión suscitada entre los gobiernos de Uruguay y Argentina, perjudicó mucho a Uruguay. Argentina tiene para nuestro país, una gravitación económica que “va mucho más allá del intercambio”. Está presente en nuestra economía por el lado de la gente que viene a residir, que compra, que activa inversión inmobiliaria, por el turismo, por lo que les gusta viajar… Y a los uruguayos nos encanta ir a Buenos Aires”.


Sostuvo que el diálogo con Fernández fue normal, referido a la situación de Venezuela y de “algunas otras cosas pendientes”. Consultado si tuvo que aclarar sus dichos en Florida, Mujica dijo que no; que ya había aclarado “lo que tenía que aclarar”. Y agregó que “para manejar semejante país, la Presidenta argentina, tiene un dilema entre terquedad y firmeza”. Y si no tuviera ese carácter, “probablemente la pasarían por arriba. La necesidad templa a la gente”, agregó.


Cuando un reportero dijo que por un momento pareció que había un “clima bastante áspero” entre ambos países, Mujica respondió que era un parecer de los periodistas. “Porque los periodistas hacen la jugada” y, al mismo tiempo, “van a cobrar el vuelto”, dijo. Ese tipo de situaciones (generadas por sus dichos), “en una relación entre Estados, no tiene la importancia que se le atribuyen”. Quien esté gobernando tiene que ubicarse en la conveniencia y en la necesidad de las naciones.


“Con Argentina tenemos que dialogar siempre. Siempre. Ellos nos escuchan hasta donde pueden”. La situación (del canal) Martín García se viene arreglando. Y tenemos que dar otros pasos. Siempre ha sido así. “Uno tiene que entender que la Argentina está pagando precios de la crisis de 2002, y eso obliga a algunas medidas que tal vez nos afectan. Pero hay que bancarlo”. Las relaciones no van a ser maravillosas ni malas. Van  ser de negociación permanente, terminó sosteniendo el Presidente uruguayo.



Venezuela: recontar la totalidad de los votos fue una “sabia decisión”


En relación a la declaración que horas antes había hecho la UNASUR sobre Venezuela, Mujica explicó que hubo una clara diferencia entre la situación al momento de la convocatoria de la UNASUR y el momento en el que se dio la reunión. Refiriéndose a la decisión de las autoridades electorales venezolanas de recontar la totalidad de los votos emitidos, Mujica dijo que “hubo una sabia decisión política de las autoridades electorales de Venezuela de encauzar las tensiones y darle una salida”. Eso habla bien de Venezuela porque es un gesto de madurez que ese país se dio a sí mismo.


Sobre las expectativas respecto al nuevo Presidente, Nicolás Maduro, y su relación con Uruguay, Mujica dijo que espera “que trabaje duro en la gestión”, porque si Venezuela anda bien, nosotros también ya que –desde la perspectiva del intercambio de trabajo- es un mercado formidable para nuestra escala. Es un mercado demandante de aquello que nosotros producimos, que es la comida. Más allá de las simpatías –o no- existe una realidad económica que no es artificial y que es complementaria. «Yo apuesto a eso».