Noticias sobre el futuro del BL electrónico (eBL) en el transporte marítimo – Lic. Gabriel Álvarez

0
139

 

Empecemos definiendo que es el Bill of Lading o el conocimiento de embarque. Se trata de un documento propio del transporte marítimo que expide generalmente una compañía naviera o un agente de carga. A menudo aparece en su forma abreviada como BL, B/L o BOL en el que se debe incluir el nombre del transportista, el número de viaje del buque, los puertos de carga y descarga, los nombres del remitente y consignatario, la descripción detallada de la mercadería, la cantidad o el peso, el número de bultos, el importe del flete marítimo, los recargos del flete, la moneda con la cual se ha calculado esa cifra y si el flete es abonado en origen (freight prepaid) o si se trata de un flete pagadero en destino (freight collect).

La finalidad del documento es determinar las reglas de la relación contractual entre el cargador, el consignatario y el transportista, dando seguridad respecto al comportamiento de cada una de las partes. Además de utilizarlo como contrato de transporte, el Bill of Lading tiene otras funciones vitales como la de actuar como recibo de las mercancías y como título de propiedad de las mismas.

El documento puede adquirir la forma de un documento físico en papel, siendo emitidos 3 B/L originales y copias no negociables, como también puede adoptar forma de variantes virtuales como telex release y/o express release. Cuando se trata de un Bill of Lading original, es muy importante mandarlo por servicio de mensajería privado ya que estos ofrecen un sistema de seguimiento, de manera que puedas localizar tu paquete fácilmente. Además, suelen ser más rápidos. Antes de entregarlo en el servicio de mensajería, es recomendable hacer una última revisión y comprobar con el consignee si es necesario enviarle el set completo de BLs.

La tecnología de Blockchain llegó para modificar el paradigma de la industria logística y resolver la mayoría de sus problemas respecto a los papeles que viajan con la carga. Como se mencionó anteriormente el B/L acredita la propiedad de una carga y genera múltiples dolores de cabeza si se rompe, pierde o peor aún si se falsifica. En la Argentina, en donde aún se exige la copia física del Bill of Lading al momento de retirar la carga, todo tendría que estar articulado con el Sistema Malvina para obtener la digitalización íntegramente. De hecho, en 2022 la naviera alemana Hapag-Lloyd anunció a sus clientes que comenzaría a instrumentar los documentos de embarque electrónicos (eBL o Bill of Lading electrónico) en la plataforma WAVE BL (www.wavebl.com), un Blockchain donde se digitalizan estos documentos que ya fue adoptada por varios jugadores de primera línea como MSC, ZIM, ONE, DSV, SACO, entre otros.

Los líderes de las nueve navieras más grandes del mundo entre ellos, Soren Toft, CEO, MSC Mediterranean Shipping Company;  Vincent Clerc, CEO AP Moller -Maersk; Olivier Nivoix, Vicepresidente Ejecutivo del Grupo CMA CGM; Rolf Habben Jansen, CEO, Hapag-Lloyd; Jeremy Nixon, CEO de ONE;  Eric Hsieh, Presidente de Evergreen Marine; Cheng-Mount Cheng, Presidente y Director Ejecutivo de Yang Ming, Kim; Kyung Bae, Presidente y director ejecutivo de HMM y Eli Glickman, Presidente y director ejecutivo de ZIM, se comprometieron a adoptar al 100% un conocimiento de embarque electrónico (eBL) basado en los estándares de la DCSA para 2030.

En conclusión, lo que garantiza el Blockchain es la imposibilidad de extraviar los documentos, no tener riesgo al momento de liberar documentos contra pago, la seguridad de no tener que depender del courier cuando se está demasiado cerca de la fecha de arribo del medio de transporte y, por último, pero no menos importante, la incapacidad de adulterar los datos del documento original

Lic. Gabriel Álvarez

Febrero 2.023